OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación
OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación

07/06/2013

Día Mundial de los Océanos, se pide concienciación con los residuos vertidos al mar

Según datos de la Agencia Ambiental Federal de Alemania, se calcula que el volumen de basura en los océanos del mundo supera los cien millones de toneladas, de las cuales el 80 por ciento procede de residuos generados en el ámbito terrestre.

El 8 de junio, se celebró el Día Mundial de los Océanos, una efeméride que se viene conmemorando desde hace cuatro años a través de una resolución anterior de la Asamblea General de las Naciones Unidas mediante la cual se pretende incrementar la sensibilidad de la población respecto al importante y crucial papel que los océanos, que ocupan dos terceras partes de la superficie del planeta, tienen en nuestras vidas, al constituir éstos una fuente de infinitos recursos (alimento, energía, agua, …), además de generar la mayor parte del oxígeno que respiramos, regular el clima y, por si fuera poco, integrar una de las principales vías de comunicación humana.

Pero los beneficios que nos aportan no son suficientemente valorados. El maltrato al que sometemos a los océanos día a día ya está pasando factura, de ahí que desde muchas instituciones y colectivos científicos y sociales se haya dado la voz de alarma, recomendando el impulso de programas de prevención y descontaminación, la explotación sostenible de los recursos marinos y pesqueros, la proposición de alternativas frente al cambio climático y el establecimiento de medidas cruciales para la conservación del ámbito marítimo a nivel mundial.

LOS RESIDUOS, UNA SERIA AMENAZA
Las constantes amenazas sobre los ecosistemas marítimos se han tornado en un problema de primera magnitud para nuestra supervivencia. Y es que, según datos de la Agencia Ambiental Federal de Alemania, se calcula que el volumen de basura en los océanos del mundo supera los cien millones de toneladas, de las cuales el 80 por ciento procede de residuos generados en el ámbito terrestre. De toda esta cantidad, en torno a 600.000 metros cúbicos se encuentran en el fondo del Mar del Norte, principalmente restos plásticos. Se estima que entre 100 y 142 millones de toneladas de desperdicios son materiales de embalaje y de la industria de la pesca y el transporte marítimo.

El ejemplo más visible de la contaminación oceánica es la denominada “Sopa de plástico”. Emplazada al nordeste del Océano Pacífico, alberga 6 millones de toneladas de desechos y cuenta con una extensión dos veces superior a un país como Estados Unidos. Está formada por pequeños pedazos de plástico en suspensión, así como multitud de residuos de todo tipo, alcanzando en determinadas zonas los 30 metros de profundidad.

Según la Organización de Naciones Unidas, hay 18.000 piezas de plástico por kilómetro cuadrado de océano; un escalofriante dato que evidencia la elevada contaminación de las aguas, causando además la muerte de millones de animales marinos al año, bien por quedar atrapados en los mismos, bien por proceder a su ingesta al confundirlos con alimentos, provocándoles diversas afecciones orgánicas.

Los océanos constituyen un recurso excepcional, pero su capacidad para soportar el maltrato humano tiene límites. Nuestro futuro y el de las próximas generaciones pasa por su protección y cuidado.

El mar no puede seguir siendo por más tiempo el gran vertedero de la humanidad.

Fuente: Ecoticias
Ver Galería Completa

Compartir: