OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación
OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación

30/06/2013

Orgánicos: boom en la mesa

A nivel mundial, el mercado de productos orgánicos mueve casi US$63.000 millones. En la Argentina  la exportación de este tipo de productos ronda los US$230 millones. Guillermo Butler, Presidente de MAPO, Graciela Lacaze, Técnica en Agricultura Orgánica del IICA, y Pedro Landa, presidente de CACER, comentaron acerca de este fenómeno. 

Año tras año, el mercado mundial de productos orgánicos crece en forma sostenida, apuntalado por la demanda de consumidores que valoran las cualidades de alimentos producidos sin sustancias químicas sintéticas, por lo que resultan más saludables y amigables con el medioambiente. Para eso, están dispuestos a pagar por ellos entre 20% y 30% más.

Según datos de la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM), la onda orgánica llega a 162 países, que certificaron más de 37 millones de hectáreas. En ellas trabajan 1,8 millones de productores, que generan un negocio de unos US$62.800 millones anuales.

Las cifras corresponden a The World of Organic Agriculture 2013 (FiBL – IFOAM) con datos a 2011. Según la misma fuente, mientras en 2002 los productos orgánicos movieron US$22.100 millones, trepó hasta los mencionados US$62.800 millones en 2011. Así, en sólo una década el mercado de productos orgánicos certificados en el mundo, casi se triplicó (184%).

La Argentina es parte de esta tendencia, aunque no tanto por volumen sino por la amplia oferta de orgánicos. Sólo en bienes de origen vegetal el país exporta más de 80 productos, y eso con una demanda cada vez más sofisticada.

“Es un momento de auge de la producción y el consumo de orgánicos en el mundo y también en el mercado interno, porque está creciendo la conciencia del consumidor”, sostiene Graciela Lacaze, técnica en agricultura orgánica del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). La mayor demanda generó también cambios en los importadores. “Antes pedían al productor un container de un solo producto; ahora buscan mayor diversificación en la compra”, destaca Lacaze, por lo que en un mismo contenedor pueden enviarse varios productos orgánicos. “Así, los productores chicos pueden agruparse y aspirar a exportar”, se entusiasma.

Según el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), se exporta el 99% de la producción orgánica nacional, de la cual el 80% va a Estados Unidos y la Unión Europea (41,2% y 38,6%, respectivamente). Desde la Cámara Argentina de Certificadoras de Alimentos, Productos Orgánicos y Afines (CACER) calculan que el total exportado ronda los US$230 millones anuales (2011).

Pero a la par, crece el interés en el mercado interno por consumir productos orgánicos. “Lo que aparece en las estadísticas es lo certificado –afirma Lacaze sobre los datos de nuestro país–pero en la realidad es muy superior, hay mucha producción y consumo local en diferentes regiones del país de productos orgánicos no certificados”.

Guillermo Butler, presidente del Movimiento Argentino para la Producción Orgánica (MAPO), considera que “en los últimos tres años el consumo de orgánicos en el país se duplicó”, empujado no sólo por la oferta en las góndolas de los supermercados sino también por el surgimiento de ferias de orgánicos. Para Butler, “las expectativas de producción para 2013 son razonables”, pero advierte que “si bien la demanda está fuerte, la producción puede caer porque los pequeños productores orgánicos tienen dificultades para afrontar los crecientes costos de producción”.

Un relevamiento del SENASA señala que las estrellas dentro de los orgánicos en el país son cereales y oleaginosas (trigo, soja), seguidos por frutas (pera, manzana), hortalizas (cebolla, ajo, zapallo) y ciertos productos industrializados (vino, azúcar, miel). Por caso, en 2012 se exportaron 838 toneladas de miel orgánica contra 13,5 toneladas de ganado vacuno. El líder entre los productos de origen animal es el ovino, con casi 1.000 toneladas de lana exportadas y 888.000 cabezas de ganado.

Pedro Landa, presidente de CACER, asegura que “el mercado interno crece porque hay una mayor conciencia del consumidor, que se preocupa porque los productos cumplan con pautas de inocuidad alimentaria” y destaca que “en orgánicos, la demanda crece cuando la oferta es mayor y se diversifica”.
Pero no todas son buenas noticias. “Para 2013 somos optimistas, pero el momento es difícil porque en 2012 hubo problemas climáticos, tanto sequías como inundaciones” y, además, “muchas cadenas de orgánicos empiezan a tener problemas de competitividad”.

Fuente: Clarín
Ver Galería Completa

Compartir: