OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación
OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación

22/07/2013

Alimentación y vida sana: ¿Qué comer cuando hace frío?

Las bajas temperaturas no sólo nos conducen a buscar ropa más abrigada en el armario sino también a modificar la dieta alimentaria semanal. Diferente a la creencia popular, podemos abrigar nuestro estómago del frío con propuestas ricas, saludables y beneficiosas para prevenir enfermedades.

Temperaturas bajo cero, aguanieve y vientos fríos. El invierno se había hecho esperar en Buenos Aires y desde hace unos días lo podemos disfrutar con campera, gorro, bufanda y guantes. ¿Cómo nos afecta a la hora de preparar nuestras platos alimenticios? La clave para conservar una alimentación saludable consiste en consumir alimentos ricos en nutrientes y calor que nos ayudan a incrementar la temperatura corporal. Pero también incorporar algunos tips para evitar el contagio de enfermedades a través de alimentos con funciones preventivas. Conozcámos un poco más en detalle los alimentos ideales para estos días de baja sensación térmica.

Agua. Si bien con el calor uno siente mayor necesidad de ingerir el agua, lo cierto es que nuestro organismo continúa necesitando al menos 2 litros de agua por día. Puede incorporarse a través de distinto tipo de infusiones frías o calientes.

Ajo. Estimula la producción de anticuerpos, fortaleciendo nuestro sistema inmunitario.

Cebolla. Comer 1 cebolla por día disminuye el colesterol y fortalece las defensas. Podemos sumarla como condimento a nuestras tartas, budines o salteados de verduras.

Frutas cítricas. Nos aportan vitamina C, ideal para protegernos contra el resfrío y la gripe. Además, nos ayudan en la asimilación del hierro, lo que permite conservar fuerte y resistente nuestro organismo. Podemos incorporar mandarina, naranja, pomelo o limón durante el transcurso del día.
El enriquecimiento de vitamina C puede lograrse a través de otros alimentos como las frutillas, el perejil, el tomate, la papa y la banana.

Frutos secos. Ideales para el invierno!! Nueces, castañas, avellanas, almendras. Gran variedad para estos frutos que nos brindan nutrientes, vitaminas e hidratos de carbono de buena calidad que nos brindan la energía para combatir el frío. Una profesora mía decía que en cada desayuno había que comer una nuez y así comenzaríamos el día de una manera diferente. ¡A probar!

Granola. Aporta energía y nutrientes, ideales para esta época del año. Conocé más sobre sus beneficios en nuestra nota especial.
Lácteos. Para quienes no son veganos, pueden resultar ser un importante aporte de vitamina A que se manifestará en una mayor protección de la piel -susceptible al frío-.

Soja. Sus brotes y derivados (tofu, harina, leches, jugos) son ricas en proteínas. Sustituí las harinas o leches por derivados de la soja y enriquecé tu organismo.

Té verde. Tomar 2 tazas de té verde por día ayuda a reforzar la inmunidad y mantener altas las defensas.

El frío nos da más ganas de comer platos como guisos, sopas o pucheros. La clave consiste en la variedad de alimentos que los compongan pues se traslada en una diversidad de nutrientes, vitaminas y aporte energético para el cuerpo. Por otra parte, los dulces, como el chocolate, son otras de las debilidades en esta época del año. Prioricemos siempre las alternativas orgánicas y saludables, elaboradas sin componentes químicos ni conservantes.

Fuente: Sustentator 
Ver Galería Completa

Compartir: