OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación
OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación

12/11/2014

El alcalde de Nueva York, Bloomberg, quiere restaurantes de compost

El alcalde Michael R. Bloomberg, lleva lentamente a los neoyorquinos a la idea de reciclar sus desechos de alimentos, tratando de ampliar su campaña de compostaje llevandolos a los grandes restaurantes.

El alcalde Michael R. Bloomberg lleva años proponiendo un proyecto de ley para requerir restaurantes que generan más de una tonelada de residuos de alimentos a la semana - cerca de 1.200 establecimientos - a separar sus residuos de alimentos del resto de la basura por lo que podría ser enviado a una planta de compostaje. Allí, los restos de comida se convertirian en abono o energía; un proyecto que sirve para desviar más basura de los tachos de basura que se encuentran en la ciudad.

La administración Bloomberg estima que el proyecto de ley, daría lugar a la desviación de un 30 por ciento de los desperdicios de la comida comercial de la ciudad, o más de 250.000 toneladas anuales.

La ciudad ya recoge los restos de comida de hace un año, en un programa piloto de aproximadamente 31.000 hogares, cerca de una docena de barrios en el Bronx, en Brooklyn y en Staten Island. Para el año 2015, la ciudad tiene previsto ampliar el programa a 100.000 viviendas unifamiliares y 70 edificios de gran altura en toda la ciudad.

Bill de Blasio, el alcalde electo, expresó su firme apoyo para el programa piloto cuando se anunció.

En abril del 2013, la ciudad de Nueva York comenzó un desafío de 'Residuos alimentarios', donde cerca de 150 restaurantes, incluyendo cadenas como Pret A Manger y Chipotle y establecimientos como Le Bernardin y Babbo de Mario Batali, se comprometieron a reducir a la mitad la cantidad de residuos de alimentos que se envían a los vertederos. Prometieron  utilizar compostaje y otras estrategias de prevención de residuos, como la donación de alimentos invendible pero comestible, como tartas deformadas, en lugar de tirarlas a la basura.

Hasta el momento, más de 50 de los restaurantes alcanzó metas de 50%, resultando en la recolección de más de 2.500 toneladas de residuos de alimentos.

'Los días de enterrar millones de toneladas de tierra en el suelo están llegando rápidamente a su fin', dijo Caswell F. Holloway IV, el teniente de alcalde de operaciones.

El Cleaver Co, es una empresa de catering, que comparte una cocina con The Green Table, un restaurante en el Chelsea Market, y ellos han estado reciclando restos de comida durante varios años, con un portero que se encarga de la realización de los residuos y un transportista de recogerlo seis días a la semana.

'He estado pensando acerca de dónde viene la comida durante años y años, y adonde va todo', dijo María Cleaver, la propietaria de ambos establecimientos.

Melissa Autilio Fleischut, presidente y director ejecutivo de la Asociación de Restaurantes del Estado de Nueva York, dijo que muchos restaurantes estaban dispuestos a compostar, pero que la logística y el costo de la separación de los residuos de alimentos del resto de la basura y la organización para la recolección, podrían retrasar el esfuerzo.

'La industria de los restaurantes de Nueva York quiere ser más respetuoso con el medio ambiente, pero un cambio tan grande no va a suceder durante la noche' dijo la Sra Fleischut y agregó que esperaba que 'el sistema que administra el suministro de los desperdicios de comida puede seguir creciendo'.

Fuente: The New York Times
Ver Galería Completa

Compartir: