OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación
OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación

23/09/2016

Prohíben el uso de agroquímicos en la Ciudad de Buenos Aires.

La Legislatura porteña aprobó, por unanimidad, el proyecto de ley presentado por el diputado Adrián Camps que establece la prohibición del uso de herbicidas sintéticos en los predios ubicados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ya sean de dominio del Estado Nacional, de la Ciudad o de dominio privado de uso o acceso público.

La Legislatura porteña aprobó, por unanimidad, el proyecto de ley presentado por el diputado Adrián Camps que establece la prohibición del uso de herbicidas sintéticos en los predios ubicados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ya sean de dominio del Estado Nacional, de la Ciudad o de dominio privado de uso o acceso público. “De esta manera, los porteños nos ponemos en sintonía, no sólo con muchos municipios del área metropolitana que ya tienen ordenanzas que prohíben el uso de estas sustancias tóxicas, sino con toda una tendencia mundial, donde cada vez se reconoce más el peligro que representa para la población humana”, aseguró el legislador del PSA.

“En la Ciudad se usa glifosato para desmalezar en las vías del ferrocarril o en terrenos baldíos, en lugares que apenas estaban separados de las viviendas por una calle. Esto sucedía -y sucede- en el barrio de Belgrano, por ejemplo, desde donde nos llegaron los primero reclamos que dieron origen a este proyecto”, explicó Adrián Camps.

En la Provincia de Buenos Aires, la Corte Suprema de Justicia en un fallo del 8 de agosto de 2012 estableció un mínimo de 1000 metros de distancia entre cualquier fumigación terrestre y un lugar habitado. En el mismo sentido, los municipios de Almirante Brown, Lanús, Avellaneda, Vicente López, Marcos Paz y Cañuelas (Pcia. de Buenos Aires) y San Jorge (Pcia. de Santa Fe), cuentan con normas que prohíben las fumigaciones; mientras que la provincia de Córdona y municipios bonaerenses como Esteban Echeverría, Hurlingham, Pilar, Ituzaingó y Morón se están tratando proyectos de características similares.

Por otra parte, numerosos estudios académicos, nacionales e internacionales, demostraron la extrema peligrosidad de estos herbicidas para el medio ambiente y la salud pública: contienen sustancias cancerígenas, siendo además causales de enfermedades respiratorias, gastrointestinales, renales, dérmicas y oculares.

La Ciudad de Buenos Aires se encuentra totalmente urbanizada y es el territorio con mayor densidad demográfica de nuestro país, con aproximadamente 14.000 personas por km2. Los escasos espacios verdes con los que cuenta, se encuentran en contacto estrecho con los habitantes y sus viviendas, por lo que la utilización de herbicidas sobre cualquiera de estos predios, representa una amenaza inminente sobre la población local, sobre la flora y la fauna.

“Pasaron 6 años desde que presentamos el primer proyecto, de manera que celebramos que, luego de tantos años de esfuerzo, de la colaboración de especialistas y de instituciones, finalmente se haya aprobado”, finalizó Adrián Camps.

Fuente: Adrián Camps
Ver Galería Completa

Compartir: