OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación
OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación

01/01/2019

Comidas sin agroquímicos: ¿qué vegetales conviene que sean orgánicos?

Las nutricionistas Julieta Caramuti y Natalia Vincent distinguen cuáles son las opciones que suelen contar con más pesticidas.

El consumo de alimentos orgánicos está en aumento. Una de las razones es que cada vez hay más consciencia de que este tipo de productos contiene niveles más altos de antioxidantes y grasas saludables, fundamentales para resguardar la salud. Por ejemplo, la revista científica Journal of Agricultural and Food Chemistry, editada en Estados Unidos, publicó que hay estudios que avalan que ciertos vegetales orgánicos tienen un contenido de antioxidantes un 20% más alto que las cultivadas convencionalmente.

Además, también hay datos que relacionan el aumento de ciertas enfermedades con los químicos presentes en los vegetales cultivados en forma convencional.

¿Cuándo un alimento es orgánico?

En los casos en que se producen bajo un conjunto de procedimientos que evitan el uso de pesticidas, herbicidas y fertilizantes y tampoco utilizan semillas modificadas genéticamente,o sea que son producidos sin transgénicos (GMOs por sus siglas en ingles).

En cuanto al ganado y las aves, la norma es que las hormonas y los antibióticos están prohibidos. Esto proporciona beneficios importantes para la salud y el medio ambiente, dado que preservan los recursos naturales y la biodiversidad.

¿Cómo reconocerlos?

Para que un alimento tenga esta denominación, sí o sí los productos deben tener la etiqueta de certificación de alguno de los organismos reguladores de estos productos. En Argentina, una de las entidades autorizadas es la Organización Internacional Agropecuaria (OIA), que funciona desde 1991 y avala la calidad de producciones agrícola- ganaderas y sus derivados (como lácteos, aceites y demás).

Cuestión de bolsillo
Pero, la realidad es que este tipo de opciones es más costosa y, a veces, no resulta tan fácil de conseguir. Por eso, la asociación ambiental estadounidense, Enviromental Working Group, sugiere una lista con los alimentos que conviene consumir orgánicos (“dirty dozen” o “docena sucia”) y aquellos casos en que no resulta tan necesario, al ser ingredientes menos contaminados y seguros (Clean 15).

Dentro de la dirty dozen, se encuentran:

- manzanas

- uvas

- frutillas

- espinaca

- durazno

- papa

- apio

- pepino

- arándanos

- chauchas

- tomates cherries

- morrón.


El grupo clean 15 incluye:

- repollo

- brócoli

- coliflor

- berenjena

- banana

- palta

- kiwi

- pomelo

- espárragos

- cebolla

- choclo

- batata

- ananá

-melón

- sandía.

El truco de un lavado consciente


Además, un estudio publicado por el Journal of Agricultural and Food Chemistry indica que la solución de bicarbonato de sodio (realizada con una cucharada sopera de este compuesto en un litro de agua) resulta más efectiva que el agua sola para eliminar residuos de pesticidas de las cáscaras. Para ello, es importante que los vegetales estén sumergidos por 15 minutos y luego, enjuagarlos. Aún así, hay que tener en cuenta que esto eliminará solo parte de los residuos químicos, ya que estos penetran profundamente en la pulpa.

Fuente: Diario Clarín


Ver Galería Completa

Compartir: