OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación
OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación

01/09/2019

Dinamarca quiere que toda su comida sea orgánica

Conocé su plan para conseguirlo.

La comida orgánica es una de las formas de producción de alimentos que ha regresado para quedarse, debido a sus grandes
beneficios. Por definición, los alimentos considerados orgánicos son aquellos que están libres de uso de pesticidas, fertilizantes
artificiales y otros procesos industriales.

La tendencia mundial es volver a los métodos tradicionales de cultivo, fertilización y cosecha, los cuales garantizan una libertad de
químicos nocivos. Diversos países están adoptando las medidas necesarias para propagar el consumo de los alimentos orgánicos, y
a la delantera de estos esfuerzos está Dinamarca.

Este país escandinavo tiene como objetivo hacer que la gran mayoría de sus cosechas sean producidas con los estándares de los
alimentos orgánicos. Con esto se busca beneficiar a poco más de 800 mil ciudadanos que utilizan los comedores comunitarios,
hospitales públicos y guarderías de Dinamarca.

Para conseguir este objetivo, el gobierno danés, a través de su Ministerio de Alimentos, Agricultura y Pesca, dio a conocer en un
comunicado una serie de acciones para impulsar la producción de los alimentos orgánicos.

Una de estas medidas es otorgar apoyos a los agricultores para aumentar al doble el área cultivada con alimentos libres de pesticidas. También se otorgan estímulos destinados a los agricultores cuyos procesos de producción son dañinos, para que se cambien
a métodos más limpios, seguros y libres de químicos.

Estos esfuerzos no solo se dan en materia de producción, sino también en la enseñanza. Por tal motivo, en las escuelas primarias y
secundarias de Dinamarca se ha fortalecido la educación agrícola, de nutrición y ambiental. También se han impulsado a los centros de  investigación agropecuarios, motivando la creación de nuevas soluciones orgánicas

Una de estas medidas es otorgar apoyos a los agricultores para aumentar al doble el área cultivada con alimentos libres de
pesticidas. También se otorgan estímulos destinados a los agricultores cuyos procesos de producción son dañinos, para que se
cambien a métodos más limpios, seguros y libres de químicos.

Estos esfuerzos no solo se dan en materia de producción, sino también en la enseñanza. Por tal motivo, en las escuelas primarias y
secundarias de Dinamarca se ha fortalecido la educación agrícola, de nutrición y ambiental. También se han impulsado a los
centros de investigación agropecuarios, motivando la creación de nuevas soluciones orgánicas.

En un nivel más sencillo, pero igualmente importante, cada uno de los pueblos de Dinamarca tiene la facultad de ocupar los
terrenos sin dueño para la siembra de vegetales orgánicos.

Se estima de que la inversión gubernamental para llevar a cabo este plan rebasa los 35 millones de Euros.

Con este plan, Dinamarca demuestra que la transición a una producción de alimentos más natural y libre de químicos es posible,
únicamente hace falta tener la voluntad de hacerlo.


Fuente: VIx
Ver Galería Completa

Compartir: