OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación
OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación OIA - Organización Internacional Agropecuaria | Servicio Internacional de Certificación

31/10/2019

Semana del huevo: los de gallina libre, que produce una pyme, llegan a la góndola

La granja 'Buen Camino', de Capitán Sarmiento, comenzó a entregar su producción de huevos de gallina libre a Carrefour. Se venden con marca 'Huella Natural'.

Productores, empresas y consumidores observan, cada vez más, la forma en que producen los alimentos.  Es así que el bienestar animal comienza a inclinar la balanza de las elecciones del consumidor, según las indicaciones que porta cada etiqueta.

Ante creciente preocupación, muchas empresas tomaron nota y también cartas en el asunto. Como es el caso de Carrefour y Granja Buen Camino. Ellos se asociaron para producir y comercializar “huevos de gallina libre”, sin jaulas.  

“La principal diferencia es que no hay hacinamiento. Tenemos dos lotes de 3.000 gallinas libres, que tiene un galpón cada lote, que es un gran nidal. Las 6.000 gallinas tienen tres hectáreas para desplazarse con libertad. Además, sobre el nidal, tienen su posadero a dos metros de altura para descansar, en su posición natural, durante la noche.  Son todos beneficios que se van sumando”, coinciden Carlos Casillas, Marcelo Taubenslaq y Alberto Torterola (foto, de izq. a der.), quienes tienen la granja “Buen Camino”, en la localidad de Capitán Sarmiento, Buenos Aires.

Los tres emprendedores se juntaron para encarar este emprendimiento hace un año y medio. Esta alternativa productiva es su negocio de retiro ya que los tres, aunque tuvieron vinculación con el campo en algún momento de su vida, profesionalmente se dedicaron a otras funciones.

Como parte de sus planes comercial, se asociaron a la cadena de supermercados. A través de este gran canal venden sus huevos con la marca “Huella Natural”. 

Así como las gallinas no padecen el hacimiento, lo cual obligaría la aplicación de antibióticos, tampoco atraviesan otras decisiones estresantes del manejo, como el replume. Esto implica que al animal se le priva del alimento y la bebida por unos días para inducir a un segundo ciclo de postura.

En “Buen Camino”, la gallina tiene noventa semanas de postura y, en la medida que cae el porcentaje de postura, es el momento de los recambios. Los pollitos se compran con un día de vida y se crían en la granja.

Como parte de la crianza, además de tener los hábitos naturales dados por la libertad del campo, las gallinas consumen una dieta a base de cereales y oleginosas certificadas como orgánicos.

En materia productiva, la gallina, aproximadamente, pone un huevo por día y luego va bajando la producción poco a poco, oviponiendo un huevo cada dos o tres días. A sus 18/20 semanas está estabilizada su postura. Por día, en Buen Camino se recolectan, a mano, 5.000 huevos en cinco pasadas diarias. En la granja, trabajan tres personas más otras tres que están en la parte del empaque.

Es curioso pero diseñados dos galpones con 3.000 nidos en cada caso, pero las gallinas se asocian de a cinco y en el mismo nido se turnan para la postura, de una a la vez“, relatan los emprendedores. Ellos anticipan que con las dimensiones que tienen, actualmente, en el campo pueden sostener hasta 12.000 aves, plan que aspiran a cumplir. Luego de esa carga de animales, deberían rentar otra granja.



“HUELLA NATURAL”

“Huella Natural” es la línea de productos orgánicos de Carrefour, que llegó a la Argentina hace 20 años. La marca comenzó con su sello en frutas y verduras, luego fue el turno de la carne y ahora están con la nueva línea de huevos. Son la primera marca de mercados que se lanza con esta iniciativa. El objetivo, cuentan desde la compañía, es que todos los huevos sean provenientes de gallina libre pero, por ahora, solo los venden en 56 sucursales.

“Buen Camino es una granja certificada por la OIA (Organización Internacional Agropecuaria), pero lo más importante para nosotros son los controles y auditorías aleatorias que hacemos en la granja”, destacan desde la cadena.

“Cada vez más el consumidor está preocupado por el origen de los productos. Por cómo llega a la góndola, cuáles son los controles de calidad, si tienen foco y respeto por el medio ambiente. Se ve mucho más en las nuevas generaciones, que miran más la etiquetas y origen de producto. Ellas son las responsables y las que están cambiando la forma de concebir los alimentos”, concluyen desde la compañía. 


Fuente: Infocampo
Ver Galería Completa

Compartir: